Aquellos que te rodean.

Esta puede ser la lección más importante de tu vida.

Hace unos días mientras impartía un taller de Comunicación, Ventas y Liderazgo, una gran verdad acerca del éxito de la cual se habla muy poco fue revelada en forma gráfica. A los asistentes al taller se les pidió que salieran a la calle a vender. Los detalles de este ejercicio no son importantes por el momento. Lo que sí es importante es un testimonio de uno de los participantes. Se trataba de una mujer de negocios exitosa, una gran líder, adinerada y acostumbrada a ganar. Durante el ejercicio de ventas ella fue convencida por algunos de sus “compañeros” a formar parte de un equipo de cinco personas para llevar a cabo este ejercicio.

En resumen, ninguno de los integrantes de su equipo incluyéndola a ella logró realizar alguna venta. Al revisar lo sucedido durante el ejercicio ella permaneció en silencio, pero yo sabía que ella estaba molesta por no haber terminado el ejercicio exitosamente.

A la mañana siguiente se presentó al taller con una actitud diferente. Estaba ansiosa por compartir con el resto de la clase las conclusiones a las que había llegado la noche anterior. Ella atravesó por lo que yo llamo “conspiración grupal”. Esto no es otra cosa más que una situación en la que las “vocecitas” de todo un grupo comienzan a ponerse de acuerdo para eludir un reto, tarea u obligación.

Al parecer, durante el ejercicio los integrantes de este grupo habían discutido las razones por las que era difícil llevarlo a cabo. Era una noche lluviosa, era tarde y no conocían la zona. Además no tenían suficiente información… Y podría continuar enumerando los motivos, unas diez páginas… Ya sabes a lo que me refiero.

Nuestra amiga en cuestión, explicaba que durante el ejercicio todos parecían personas muy cordiales, sensatas y razonables. Sin embargo, ella sentía que algo la incomodaba interiormente pero no sabía la razón. Al amanecer tenía la respuesta. Aunque ella se sabe una mujer lo suficientemente fuerte como para afrontar un reto bajo circunstancias difíciles, ella se dejó arrastrar por la “inercia debilitante” del grupo. No fue sino hasta que se alejó del grupo cuando ella pudo recobrar su fortaleza. En forma individual, ella había completado la tarea en tan sólo diez minutos esa mañana antes del inicio de la clase.

¿Por qué te estoy contando esta historia? No trates de contestar a esta pregunta todavía. Piensa en ello un minuto. ¿Cuál es el sonido de la “vocecita” colectiva en tu grupo o equipo de trabajo? ¿Es un sonido de lamento o un grito de guerra? ¿Quiénes te rodean van en la misma dirección que tú? ¿Se mueven a la misma velocidad y son tan tenaces como tú? ¿Si hicieras algo audaz, te apoyarían por tu logro, o lo harían aunque no hubieras logrado el objetivo?

Y lo más importante, ¿te aplaudirían si tuvieras un gran logro en forma individual, sin haber necesitado la ayuda de alguien más?

Te estoy pidiendo que veas a tu alrededor ahora mismo y contestes a estas preguntas en forma honesta. Porque si la respuesta es “no” a cualquiera de ellas, tienes muy pocas posibilidades de alcanzar el éxito que realmente eres capaz de alcanzar. Sé que son palabras muy fuertes, pero esta es la verdad.

Esta puede ser la lección más difícil pero también la más importante de tu vida, si estás dispuesto a prestar atención a lo que estoy diciendo. Porque hasta la persona más fuerte puede verse derrotada si se rodea de aquellos que titubean, justifican o no asumen su propia responsabilidad.

La peor parte de todo esto es que la forma más letal de “conspiración grupal” se da en grupos donde hay gente “agradable”, porque todo es manejado de una forma civilizada, lógica y comprensible. Cuando todo el grupo comienza a quejarse, de alguna forma todos se vuelven simpatizantes de la misma causa. Sin embargo, esto es letal. Y peor aún, la mayoría de los integrantes del equipo sin saberlo, comienzan a emanar una energía negativa que simplemente aniquila cualquier posibilidad de alcanzar una meta. Es un comportamiento inconsciente. ¡Y ellos piensan que están siendo amables!

Así que revisa cuál es el comportamiento de los integrantes de tu equipo, grupo o familia. Escucha con atención lo que dicen. Aléjate en la medida de lo posible para que puedas respirar un poco de aire fresco y puedas pensar con claridad si tus pensamientos son verdaderamente tuyos, o si alguien más los implantó en tu mente. Haz lo que debas hacer, porque una parte de ti sabe si estás siendo empujado hacia enfrente o si estás siendo encadenado.

Cuando en verdad quieres o estimas a alguien, lo mejor que puedes hacer es decirle la verdad de una forma compasiva. Tu espíritu merece sólo lo mejor. Cuando tomes la decisión de ganar y te rodees de personas que poseen el mismo nivel de compromiso que el tuyo, entonces ganarás. No podría ser de otra forma.

Cuídate de la “conspiración grupal”. Es seductiva y destructiva.

 

¡Sé increíble!

 

Blair Singer

 

P.D. Aprende a cuidarte de la conspiración grupal en nuestro taller de “Comunicación, ventas y liderazgo” con Marco Antonio Regil este 18 y 19 de noviembre.

TALLER DE DOS DÍAS DE COMUNICACIÓN, VENTAS Y LIDERAZGO
18 y 19 de Noviembre del 2011, México, D.F.

Haz click aquí para todos los detalles. 

 

7 comentarios

RSS de los comentarios
  1. EXELENTE COMENTARIO CUANDO TENDREMOS LA OPORTUNIDAD DE TENERLO EN COLOMBIA

    By: WILSON ORTIZ CUETO . Octubre 17, 2011 . 8:18 am

    Reply
  2. cúal es su recomendación? por ej: si estoy en un proyecto o un proyecto simbolico y tratan de tirarlo para abajo, debo renunciar, separarame de ellos o liderarlos y venderle mi visión? esto lo explica Blar en el libro “El ABC para crear equipos exitos” ? sugerencias?

    Quedo atento a sus comentarios

    Saludos

    Carlos
    Chile

    Éxitos!

    By: Carlos . Octubre 17, 2011 . 8:53 am

    Reply
  3. Excelente Reflexion , queda claro que las cadenas mentales de algunos pueden afectarte, si tu no las has considerado y de pronto eres suceptible a aceptarlos, te contaminan de” los no puedo por..,” sabes que??? sacudete!! si siempre lo logras y no hay imposibles y tu “vocesita” te aconseja y te da resultado ,no te ates a comentarios ni consejos de perdedores.
    gracias, muy nutritiva reflexion!

    By: Larissa Navarro . Octubre 17, 2011 . 9:18 am

    Reply
  4. ¿cuando impartirán este curso en Lima, Perú? espero que sea pronto.

    Saludos

    Alejandro
    Perú

    By: Alejandro . Octubre 17, 2011 . 9:54 am

    Reply
  5. Claro que una actitud negativa en un grupo te puede contagiar, por eso no escucho esos lamentos de aquellos que siempre tienen excusas para todo. Es mejor mantener siempre pensamientos positivos y las cosas salen.

    By: Eduardo Cuenca Hdz. . Octubre 17, 2011 . 10:16 am

    Reply
  6. Saludos.
    Es mas que exelente y convincente el comentario recuerdo que lei en algun libro, dice que menciones a las 5 personas con las que mas convives en tu vida y vas a observar que tienes un poco de cada una de ellas esto me lleva a pensar que si quiero ser exitoso debo buscar la gente adecuada para convivir mas con ellas y llegue este exito.

    By: luis villa . Octubre 18, 2011 . 10:01 am

    Reply
  7. Completamente de acuerdo, asi pasa en los grupos y puede afectarnos o tambien nosotros podemos afectar al grupo, Yo deseo conseguir todas la herramientas necesarias para poder controlar y motivar de la mejor manera a mi grupo de ventas y lideres que quiero dejar al mando para poder seguir creciendo.

    By: Alfredo Maccise . Octubre 18, 2011 . 4:29 pm

    Reply

Haz un comentario

Código permitido: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>